sábado, 11 de enero de 2014

Llegando al año!

Ufff...he estado tan desaparecida por estos lares! Tuvimos de todo estos últimos meses... Mi abuela estuvo con unos problemas de salud, lo que puso en jaque a toda la familia. Idas y venidas, corridas, preocupaciones. Finalmente, la llevamos a un geriátrico. Quizás no era la decisión que ella esperaba pero debía estar controlada. Después de eso vino la adaptación, que no fue fácil, y luego nosotros nos mudamos a su casa. En pleno cierre de año!!! Así que puedo decir que hemos sobrevivido al caos y por suerte, ya estamos disfrutando de unas vacaciones. En casa. Pero vacaciones al fin!!! Y así sin darnos cuenta ya estamos a una semana del año del Chiquitín...No puedo creer que ya vaya a tener un año..Pero a la vez lo miro y me parece más grande. Cada vez lo amo más. Con esa simpatía que tiene, su buen humor, sus pucheros, esa energía. Es el sol de mi vida. De nuestras vidas. Ayer fui a la casa de una compañera de fútbol a conocer su bebé y me parece increíble todo lo que creció mi poroto. Y me acordé de la teta, el provechito, la indecisión, los miedos, la incertidumbre, la novedad, la cámara ante cada cosa nueva. Parece que hubiesen pasado mil años de todo eso. Hoy lo miró y veo cómo se mueve, sus miradas dirigidas, su concentración, cómo agarra sus juguetes, cómo se hace entender, los abrazos, los besos. Es asombroso que en un año un ser humano evolucione tanto. Y sé que queda mucho más. Y cada vez esta aventura de ser madre me gusta más. Estar los tres jugando en la cama es lo mejor que me ha pasado en la vida. No existe momento que pueda igualar esa felicidad y ese bienestar. Voy por más, vamos por más. Por nuevas aventuras que contar en su nuevo año de vida :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada